Sandwiches de chocolate y galleta


Sandwiches de galleta y chocolate

De las mejores cosas de tener blog desde que Pablo era un bebé de meses, y Jorge aún no había nacido, es que está lleno de recuerdos, e historias divertidas que si no estuvieran registradas aquí, seguramente ya habría olvidado. Nunca he sido de escribir un diario, aunque es de esas cosas que siempre he querido hacer, y en cierta medida el blog me sirve de recopilatorio de momentos felices… Aquí están muchas de las fiestas de cumpleaños que hemos hecho en casa…

La de piratas
La de vaqueros
La de bomberos

Y están también muchas de las frases que más gracia me han hecho. Así que para no tenerlas por ahí desperdigadas, me he decidido a recopilar frases de Pablo y Jorge, que me hacen reír cuando me acuerdo, y así no se me olvidan nunca.

  • Dejo a Jorge (2 años) castigado en el sofá (tengo un sofá que es el sitio de los castigos, sí xD). Vuelvo, y está con el teléfono móvil de juguete, hablando: “Polisía, vengan a buscar a mamá”.
  • Un día de mucho frío al ir al colegio, vamos andando por la calle y me dice Jorge (3 años): “Mamá, por qué no apagas el aire que tengo frío”
  • En un bautizo, Pablo tenía 4 años, y le pregunta el cura: “¿Tú tienes pecado?” A lo que mi hijo le responde: “No, yo pecado no, mejod jamón yos.”
  • Jorge, 3 años, después de tirarse un pedo: “Mamá, por qué la caca habla así?”
  • Pablo, todo emocionado, por la mañana delante de la báscula: “Mamá, súbete a ver cuánto has crecido!”
  • Pablo, con cara de preocupación, y llevándose las manos a la cabeza, cuando fuimos a Huelva, que se me riza el pelo y no me molesto en alisarlo: “Mamá, ¿qué te ha pasado en la cabeza?”
  • Ir a buscar a Pablo (4 años) al cole, y que al abrazarle te diga: “qué bien, hoy comemos macarrones!”
  • Jorge, con 3 años, al finalizar la presentación de mi libro “Las recetas de la felicidad” aquí en Valladolid, pilló el micrófono y soltó: “Hola, soy mami de La receta de la filicidad”
  • Un día que estoy cocinando, y le pido a Pablo (4 años):”Pablo hijo, mira a ver si el hermanito tiene caca”. Me responde: “No tiene caca mamá, solo el agujedo”
  • Pablo (5 años), un día que su padre se había quedado en casa porque estaba enfermo, llegamos al cole y le dijo a la profe: “Mi padre se ha quedado en la cama vagueando”
  • “Mami, te echaré de menos cuando te mueras” Pablo, 5 años.

vaquero

  • Pablo, en el servicio: “Mira mamá, que caca más grande he hecho, ¿me das una moneda?”
  • Durante una temporada, cada vez que veía un coche Citroën, Pablo decía: “Mira mamá, un gilipollas” (porque un día se me escapó un “¡será gilipollas!” en el coche, y cuando me preguntó qué significaba esa palabra le dije que era la marca del coche)
  • Intentando grabar un mensaje de felicitación en el móvil, le digo: “Pero Pablo, dime algo que suene natural…” y él después de pensar unos segundos, me respondió “Yogur”. (4 años)
  • Jorge, 4 años “Mira mamá, ahí va un imbécil, como tú dices” (al ver pasar a alguien en coche que va demasiado deprisa. Está claro que tengo que mejorar mi lenguaje)
  • Pablo, cuando vio por primera vez el anuncio de Finish Quantum que hice: “Qué bonito mami, ¿cuándo ponen el siguiente epitodio?”
  • Un día que su padre había dejado algo desordenado por casa: “¡Mira la que ha liado otra vez mi padre! Cuando vuelva, le voy a castigar sin ir al trabajo”

Pirata

  • Pablo (7 años) al entrar en el coche en un día de lluvia torrencial: “qué bien que vivimos en un año donde se han inventado los cristales”
  • Otra vez Pablo, con 7 años, me dice: “Tengo una idea. Cuando ya no estés nos dejas este libro (señalando “Las recetas de la felicidad”) y nos acordamos de ti. Le digo señalando su corazoncito: “no te preocupes, porque aunque ya no esté, siempre voy a estar ahí”. Y me responde: “¿En las tetas?”
  • Hace unos meses me quedé embarazada, aunque finalmente el embarazo no salió adelante. Se lo expliqué a los niños, pero está claro que no lo terminaron de entender, porque Jorge, al verme entrar en la cama elástica que tenemos en el jardín, me dijo: “Mamá, no saltes en la cama elástica que se te va a salir el niño”
  • En la piscina, jugando con las pistolas de agua “Pablo, no mojes a la gente”. “¿Y al abuelo?” (7 años)
  • Le digo a Pablo que ese día no ceno con ellos porque tengo cena con mis alumnos, que ya se han graduado y no les voy a dar clase más. Y me dice: “Ah, como lo de Jesús, que fue a cenar con esos antes de que le mataran”
  • Jorge, 5 años, cuando le pregunto que quiere ser de mayor “Yo de mayor quiero ser sexy”

Y seguro que ha habido un montón más, que no he registrado, o que no he encontrado… Si os acordáis de alguna decídmela por favor!. Y compartid las frases de vuestros peques en los comentarios, seguro que pasamos unas risas.

BomberosY en cuanto a la receta: no puede ser más sencilla. Es una tarta de queso y chocolate sin horno. Salvo que decidas preparar tú las galletas, entonces sí tienes que encender el horno. La preparé para que la llevase Jorge a la fiesta de compartir en el colegio, ya que con el formato sandwich les resultaría más cómodo de comer a los niños (se come con la mano). Yo preparé las cantidades que pongo multiplicadas por 3 para hacer 24 sandwiches. Las galletas pueden ser compradas (como las de la foto), o caseras, que podéis hacer con esa receta de petit ecolier que publiqué hace un porrón. Si preferís el relleno de flan de la tarta de galletas de toda la vida, también puede hacerse (aquí tenéis una foto), aunque en ese caso habrá que tomarla con cuchara. ¡Espero que os animéis a probarla y os guste!


Sandwiches de galleta y chocolate

Sandwiches de galleta y chocolate


{Sandwiches de chocolate y galleta}

Preparación: 15 minutos

Cocción: 10 min + tiempo de enfriado

Raciones: 8 personas

Ingredientes

  • 16 galletas tipo petit ecolier, caseras o compradas
  • 250 g de nata para montar
  • 100 g de queso crema, tipo philadelphia
  • 100 g de chocolate negro, 55% cacao
  • 50 g de chocolate blanco
  • 1 sobre de cuajada en polvo
  • Preparación

    1. Comenzamos preparando el molde rectangular que vayamos a usar, preferiblemente desmontable, o un rectángulo extensible de repostería. Yo usé este último, porque preparé los sandwiches para 24 niños multiplicando por 3 las cantidades de la receta. Se trata de que coloquéis una primera capa de galletas que serán la base y se adapten al molde sin tener que romperlas, para que los sandwiches queden perfectos. Si preparas las galletas caseras, asegúrate de cortarlas de un tamaño que se adapte al molde que tengas
    2. Ponemos en un cazo 200 ml de la nata con el queso, y llevamos a fuego medio alto. Aparte, batimos muy bien los 50 ml de nata restantes con el sobre de cuajada, hasta que no queden grumos.
    3. Cuando la mezcla de nata hierva, apartamos del fuego. Agregamos los chocolates troceados, y removemos hasta que se disuelvan. Volvemos a llevar al fuego (medio) y añadimos la cuajada. Removemos sin cesar hasta que espese y burbujee ligeramente. Retiramos del fuego, y dejamos templar, removiendo de vez en cuando. El motivo es que si directamente vertemos la crema sobre las galletas, y colocamos la capa superior encima, el chocolate se funde, y no queda tan bonito. Así que esperamos a que temple la crema.
    4. Vertemos la crema sobre la capa de galletas, y colocamos otra capa de galletas encima, que será la parte superior del sandwich. Llevamos inmediatamente al frigorífico hasta el día siguiente. Si preparas las galletas tipo petit ecolier en casa, lo mejor es que viertas la crema sin esperar a que temple, y coloques la lámina de chocolate sobre las galletas una vez que esté fría.
    5. Desmoldamos, y cortamos los sandwiches con un cuchillo afilado siguiendo los bordes de las galletas

NOTAS:

  • Se conservan hasta una semana en el frigorífico dentro de un recipiente hermético
  • Si no te gusta el relleno de chocolate y queso que propongo, puedes preparar la tarta de galletas de toda la vida, o usar sólo chocolate blanco, por ejemplo. Con las cantidades que pongo el relleno no es demasiado dulce, pero me pareció más adecuado así ya que está pensado para comerse con dos galletas. Si lo prefieres más dulce, puedes añadir azúcar a la nata (unos 50 g)
  • Si has preparado esta receta, y quieres enviarme una foto y tus comentarios para que los publique en el blog, por favor hazlo a través de este formulario .
  • Puedes seguir las novedades del blog a través de Facebook, o Twitter, o suscribiéndote aquí para recibir las recetas en tu mail

Autora : Sandeea Cocina


25 Comentarios a “Sandwiches de chocolate y galleta”

  1. 6 julio 2015, 10:19 am - Mariola

    Fantástica receta Sandra!! En su día ya hice las galletas Petit Ecolier. Esta vez haré los sandwiches con galletas compradas por aquello de que en Sevilla es mejor no encender el horno por estas fechas jejejeje. Besos

  2. 6 julio 2015, 10:40 am - Cristina

    La receta buenísima como siempre, y con tus niños no te debes aburrir nada, son todo unos personajes! no he parado de reir en la oficina :)

  3. 6 julio 2015, 11:00 am - Su

    No pueden ser más ricos.
    Un beso para los dos

  4. 6 julio 2015, 11:01 am - Blanca

    Ayyy…. llorando… de risa con las cosas de tus peques y de pena por no poder comerme YA esas galletas (me consuelo pasando la lengua por la pantalla del ordenador)
    Tal y como pedías, ahí van dos perlitas de mis peques (yo llevo siempre en el bolso una mini libreta para escribir sus “perlas”… bueno… siempre que no cambie de bolso… intenciones tengo…)
    Mi “mayor” (que ahora tiene 7 años), tenía 3 y poco cuando, montados en el tren, ve un dibujo que aparece en las puertas que es más o menos como un monigote tachado en medio de dos puertas (“prohibido cambiar de vagón” ) (es lo que yo entiendo al ver ese dibujo…) Bueno, pues él, a voces: “Mamáaa…mira… en este tren está prohibido que los hombres suban neveras”

    Ahora una de mi peque, que ahora tiene 4 años recién cumplidos… pero tenía dos y medio largos cuando soltó está perlita en una biblioteca: Un señor se pone a toser en plan… ataque total!!!! Y dice A VOCES: “pero mamáaaaa…quién se está muriendo por ahí??????”

    Esta tarde tengo que hacer esas galletas!!! Qué pintaaaa… Y por no encender el horno, compraré… pero tengo en mi lista de pendientes las tuyas…
    Gracias por estas risas de lunes de julio!!!!

  5. 6 julio 2015, 12:14 pm - Maria

    Hola, yo también quiero contribuir a las frases graciosas de niños:
    Mi hijo, con dos años y diez meses, no quería comer, y su padre le dice: “vamos, que me ha dicho tu osita que te lo vas a comer todo”. Y muy serio, él contesta: “la osa no habla, es un peluche”.
    Otro día entró una mosca en casa y suelta: “esta mosca nos está mosqueando”.

  6. 6 julio 2015, 1:05 pm - Ruth

    Pintazaaaaa la de las galletas. La guardo en mi evernote…
    Mi hija Claudia de tres años se despertó una mañana cuando yo me iba a trabajar. Duermete otra vez que es muy pronto cariño-le dije. Y ella contestó “no puedo mama porque ya me que quitado las legañas que cierran los ojos”

  7. 6 julio 2015, 3:18 pm - Paloma

    Hola! Me encanta todo lo que haces. Eres maravillosa. Leyendo las frases que has publicado, he llorado de la risa. Mi hija ahora tiene 14 años, pero en una ocasión, con 6 años, viendo el telediario, me preguntó: mamá, ¿qué es una prostituta?, ante la urgencia de la respuesta, le dije la verdad: es… Una mujer que vende su cuerpo… Y entonces mi hija dijo: ¿la cabeza también, mamá?

  8. 6 julio 2015, 3:35 pm - anansies

    Me encantan tus galletas y me han parecido super graciosos los comentarios de tus hijos. Yo no tengo hijos pero tengo un sobrino de un año que es muy gracioso. No habla aun pero a aprendido a señalar con un dedito un año que es lo que va a cumplir este mes. El lo hace con las dos manos pero cada dos por tres. Si viene alguien a verlo y esta contento enseña los dos dedos jejej. Si estamos comiendo (le encanta comer) nos enseña también los dos dedos para que le demos. Esta solo viendo los dibujos animados y con los dos de dos jeje. Me encantan tus recetas y tu blog. Te invito a visitar el mio. Un saludo

  9. 6 julio 2015, 4:43 pm - Goyo S.

    Están genial. He visto también cómo hiciste las galletas en su dia. Es cierto que las compradas llevan diseños más bonitos pero en ambos casos seguro que están tremendas. El chocolate es mi perdición

  10. 6 julio 2015, 4:52 pm - Adela/ dos yemas

    Estupenda esta tarta de galletas, a los peques les encantara. Las galletas del Príncipe de Beukelaer fueron las protagonistas en las meriendas de mi niñez. En nuestro blog le rendimos un merecido homenaje con unos corazones rellenos de mousse de chocolate. http://www.dosyemas.com/index.php/corazon-de-princesa-galleta

  11. 7 julio 2015, 9:31 am - Yolanda

    Ricos los sándwiches.
    Ahí va una frase de hace un par de días de mi hijo, que tiene 3 años. Le molesta muchísimo la luz cuando se despierta por la mañana y se enfada si la encendemos. Se levanta y le digo, “Martín, vamos a hacer pis”. Y me dice “sí mamá, pero luz no, luz no, no enciendas la luz. No me gusta la luz y me gusta tocarme los huevitos”.
    ¡¡Lo tiene clarísimo!!

  12. 7 julio 2015, 10:12 am - Morgana

    Me parto. El ataque de risa que me hadado con los de los “gilipollas” en el baño esta mañana…. Jajajajajaja.

    Si es que no se les puede decir nada, que luego lo cascan todo en el momento más inoportuno.

  13. 7 julio 2015, 10:49 am - SandeeA

    Muchas gracias a todos! Me parto con vuestros peques 😉

    Feliz día!!!

  14. 7 julio 2015, 3:27 pm - Xènia Roca

    Sandra,

    Qué ilusión leerte y leerlos. Los niños son la pera, la verdad.
    Pues muy parecido a uno tuyo. Le dije a Pol que cuando me muriera siempre estaría con él dentro de su corazón y me dijo: ¿Cómo entrarás? (3 Años)

    Qué suerte que en Valladolid os dejen llevar cosas caseras al Colegio, aquí en Barcelona no dejan. En la guardería prohibidísimo y en el colegio que empieza en septiembre nos han dicho que si queremos llevar algo tiene que ser industrial, para asegurarse que han pasado los controles sanitarios. Ahora, luego me dicen que el almuerzo en un tupper que hay que ser ecológicos…

    UN BESO ENORME

  15. 7 julio 2015, 6:34 pm - Cristina

    Oooooh! Vaya pinta que tienen estos sandwiches! Tengo que probarlos ya! Yo no tengo niños pequeños pero no les ha cambiado el paladar. Así que si quiero hacerlos contentos seguro que acierto con tu receta <3

  16. 9 julio 2015, 4:28 pm - Victoria

    Gracias por la receta y por el buen rato que me he pasado leyendo y riendo a mandíbula batiente jjjj.
    La verdad es que los niños son una fuente de sabiduría sin explotar jjj y sus frases lapidarias un reto en toda regla.
    Yo no tengo hijos pero sí sobrinos que han dejado perlas del tipo:

    Natalia, por qué no te pones las sandalias nuevas.
    Porque se me mete la calle dentro (3 años)

    Marcos con 2 años descubriendo el sujetador de su madre le dice muy serio: mamá me encantan tus bragas de tetas

  17. 9 julio 2015, 11:29 pm - diana

    Me encanto el post,me reí mucho.
    Yo también recopilo frases de mi hija, que ahora tiene tres años.
    Cuando tenía dos,le puse una loncha de jamón cocido que tenía la típica manchita roja y me dijo:mamá,¿éste jamón tiene pupa?
    El otro día entró una avispa en casa y después del revuelo para echarla fuera me dijo : mamá yo no quiero avispas en casa,se quedó pensando y añadió:no quiero animales en casa porque el gato araña,el perro muerde y el lobo me come!
    Un saludo y enhorabuena por el blog

  18. 17 julio 2015, 12:18 pm - miriam

    yo creo que los mios estan condicionados por mi trabajo
    el mayor, a los 3 años, al ver mujeres saudianas cubiertas de la cabeza a los pies de negro las llamaba Darketes ( la mujer de drak vader) y el pequeño igual, a dark vader lo llama papa de Luck, con lo cual todas las mujeres asi vestidas son la mama de Luck….

  19. 22 julio 2015, 8:20 pm - Marta

    ¡Hola, Sandra!! Me ocurre lo mismo con mis dos personajillos de 4 y 5 aÑos; casi sin darme cuenta termino hablando de sus anécdotas en el blog y al final creo que es una manera de recordarlas. Precisamente hace dos posts contaba alguna que otra. Como ahora están de vacaciones (y yo con ellos) , las anécdotas se multiplican y en muchos casos rozan el surrealismo puro…
    Sé que voy a echar de menos esta etapa. Me imagino que a todos nos pasa…

    Un besito,
    Marta (Sweet & Home)

  20. 16 agosto 2015, 11:22 am - Javier

    Hola, felicidades por el blog que lo sigo con frecuencia y me encanta.
    He hecho estos sándwiches y me ha gustado mucho el resultado, pero para mi gusto tienen una pega,y es que a mi las galletas se me quedaron blandas y eso no me gusta nada. He optado por hacer el relleno sólo y cortarlo en porciones y en ese momento poner las galletas, para que queden crujientes.
    Sin duda las haré con frecuencia para mi hija y para nosotros ( con un poco más de chocolate negro) que con tres años ya nos deja un montón de anécdotas.
    Saludos.

  21. 26 septiembre 2015, 4:52 am - Sonia Laverde

    Que linda….tengo un niño de 3 años, Nico, y un bebe de seis meses, Martín. Nico una vez que le serví jugo y estabamos comiendo tomo su vaso de jugo en la mano, me miro con ojos de ternura, doblo su cabecita y me dijo mirandome a los ojos “por los niños” e hizo brindis con mi vaso. Que risa que me ha dado…je, je,je. Resulta que en la pelicula de Peabody y Sherman lo vio. Hermoso!!! me enamoro.
    Gracias por la idea, voy a rescatar todas esas frases hermosas ahora que estoy a tiempo.
    Un abrazo
    Sonia

  22. 6 octubre 2015, 3:52 am - Cyn

    Hola, ¿qué es cuajada en polvo?

  23. 9 febrero 2016, 8:52 pm - María

    Qué rato más divertido he pasado con este post!!
    Disfruta mucho de esos niños tan resalados
    P.D.: te descubrí hace poquito y me encanta todo lo que haces. Algún día te mandaré alguna foto de tus recetas, no me saldrán ni mucho menos como a tí, pero…probaré.
    Saludos

  24. 22 marzo 2016, 1:29 pm - norma

    Ay que me muero de risa!!!! Que mi hijo también me dijo lo de ‘solo está el agujero’ jajajajaja que gracia me ha hecho leertelo también! Todo lo demás buenísimo también. Y las recetas. Y las fotos! Y todo de verdad! Qué ilusión haberte descubierto!

Trackbacks/Pingbacks

  1. […] un mal momento, vengo y releo alguna de las entradas de las búsquedas de Google. O navego por las historias de Pablo y Jorge que han ido quedando recogidas en alguna de las 400 entradas que tiene el blog. Mi blog está lleno […]

    Trufas de chocolate - 15 octubre 2015

Habla ahora o calla para siempre

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *