Cheesecake Cookies


Cheesecake cookies

Cheesecake cookies

Este año me ha pillado la Navidad por sorpresa. Suelo planearlo todo con meses de antelación, pero esta vez estamos ya en Diciembre y aún no he pensado recetas, ni regalos… Menos mal que al menos tengo la carta a los Reyes Magos escrita desde el año pasado, y eso que llevo adelantado!

Os parecerá raro que me sorprenda que la Navidad esté aquí, cuando todos los años cae en la misma fecha. Pero es que llevo unas semanas de locura, que unidas a mi despiste habitual me convierten en un arma peligrosa. Esta mañana sin ir más lejos, he intentado pagarle (por error!!) a la de la mercería con una moneda de chocolate. A mí favor solo puedo decir que ponía que era de 2 euros. Nunca voy a olvidar la cara que ha puesto la señora de la tienda. Claro que es probable que ella tampoco olvide mi cara, así que voy a tener que buscar otra mercería.

Total, que he estado tan liada que no he prestado atención a las señales de que se aproxima la Navidad: el frío, las luces en las calles, esos papanoeles que trepan por las paredes de todas las casas… y los anuncios. Esas muñecas de Famosa que se dirigen al portal (me pregunto si vuelven a casa, vueeeeeeeelven, por Navidad). La pobre chica que lleva años buscando a Jacqs y subiéndose y bajándose la cremallera (digo yo que llevará el GPS ahí dentro). El anuncio del turrón más caro del mundo (siempre he pensado que estos directamente no quieren vender). Total, que para ponerme al día, enciendo la tele y me encuentro que Alberto Chicote y Sandra Sabatés van a dar las campanadas este año. Uf. Sandra, acepta un consejo: procura que las uvas de Chicote estén bien buenas y limpitas, porque si no, es capaz de cerrar el chiringuito. Si me hubieran preguntado a mí, yo habría preferido ver a Chicote de burbuja Freixenet, no me digáis que no sería un puntazo!

Pero vayamos a la receta de hoy, que es muy especial. Primero, porque creo que es de las mejores que he publicado en el blog. Si os gustan las tartas de queso, estas cheesecake cookies os encantarán! Son de esas galletas que te tienes que poner una trampa para ratones en el frigorífico porque no puedes parar de coger una y otra vez… Y encima son sencillísimas de preparar!

Y también es especial porque la he cocinado para la campaña Mesa para 7000 millones que reivindica el derecho a la alimentación en todo el mundo. Basta con hacer una aportación de 2 euros, para que por ejemplo una persona en el Sahel pueda comer durante una semana. Yo ya he colaborado, y os invito a sentaros conmigo en esta mesa para 7000 millones.

Que disfrutéis de la receta!

PD: El viernes pasado estuve en la cena de Blogueros Cocineros que organizaba Canal Cocina, ya sabéis que fui uno de los blogs premiados este año. Os dejo un enlace a las fotos de la cena, conocí a un montón de blogueros estupendos, y la verdad es que lo pasamos genial! :)


Cheesecake cookiesCheesecake cookies


Cheesecake cookiesCheesecake cookies


{Cheesecake cookies}

Preparación: 45 minutos

Cocción: 10 min

Raciones: 24 galletas (dependerá del tamaño en cualquier caso)

Ingredientes

    Para las galletas (receta base adaptada del blog de Unodedos):

  • 400 g de harina normal
  • 125 g de azúcar glas
  • 200 g de mantequilla
  • 1 huevo mediano
  • 1 pizca de sal
  • Para el relleno:

  • 100 g de creme fraîche (nata fresca. Si no lo encontráis, puede usarse en sustitución queso crema (preferible) o nata de montar 35% MG mínimo)
  • 200 g de queso crema, tipo Philadelphia, a temperatura ambiente (he usado el de la marca Quescrem)
  • 100 g de leche condensada
  • 2 cucharadas de zumo de limón (el zumo de medio limón más o menos)
  • mermelada de fresa
  • Para la decoración:

  • colorante alimentario rojo y verde

Preparación

  1. Comenzamos preparando las tartaletas de galleta (pueden usarse compradas y saltarse este paso). Mezclamos todos los ingredientes con las manos, hasta formar una masa homogénea. (puede hacerse en THX, 30 segundos a velocidad 6)
  2. Formamos una bola, que dividimos en dos
  3. Estiramos cada una de las porciones entre dos láminas de papel de hornear con ayuda de un rodillo, hasta dejarlas muy finas, de 5 mm de espesor como máximo.
  4. Retiramos el papel superior, y cortamos con un cortador redondo de reborde rizado. Las galletas tendrán que ser de diámetro superior a los moldes que vayamos a usar para
    darles forma. Yo he usado una bandeja de mini magdalenas colocada al revés (vi esta idea en la página de Wilton)
  5. Colocamos la masa sobre la parte inferior de los moldes, dándole forma de tartaleta. La masa puede tender a agrietarse un poco, siempre que no se rompa no pasa nada. Pero es necesario ser delicado al manipularla
  6. Dejamos reposar en el frigorífico mientras que precalentamos el horno a 170 º C
  7. Horneamos las tartaletas unos 10-12 minutos, hasta que estén ligeramente doradas por los bordes. Las sacamos del horno, las dejamos reposar 5 minutos, y las depositamos sobre una rejilla para que se enfríen.
  8. Cuando estén frías, preparamos el relleno. Mezclamos bien la leche condensada, la nata fresca (crème fraîche) y el queso y el zumo de limón. Ojo, no se pueden usar productos light, es la materia grasa la que va a hacer que cuaje.
  9. Separamos 2 cucharadas de crema de queso en un bol, y otras 2 en otro bol. Teñimos uno de los boles con colorante rojo, y el otro con colorante verde. Yo usé colorante en gel de Wilton, con introducir la puntita de un palillo en el bote es suficiente cantidad. Mezclamos bien para que quede un color homogéneo, y procedemos al montaje de las galletas
  10. Ponemos una cucharadita de mermelada en la base, y cubrimos con la crema de queso. Con palillos, decoramos con frutos y hojas de acebo
  11. Para los frutos, basta con insertar la punta de un palo de brocheta en la crema roja, e insertarla perpendicularmente en la galleta, para formar un círculo. Para las hojas, con un palo de brocheta dibujamos una línea gruesa. Con un palillo limpio, marcamos las puntas de la hoja
  12. Repetimos el proceso con todas las hojas, y dejamos en el frigorífico hasta que cuajen un poco. Después de unas cuatro horas ya se pueden comer, y cuantos más días pasan están mejor (aunque se forma una ligera costra en la superficie cuando han pasado muchos días)

NOTAS:

  • Ya está a la venta mi libro “Las recetas de la felicidad” con un montón de recetas inéditas! Podéis adquirirlo en todas las librerías, si queréis más información podéis encontrarla aquí
  • Puede acelerarse el proceso de enfriado metiendo las galletas una hora en el congelador. El primer día estarán muy cremosas, la crema de queso irá endureciendo a medida que pasen los días
  • Si usas nata de montar en lugar de crème fraîche, las galletas tardarán por lo menos 24 horas en cuajar
  • Puedes usar tartaletas compradas, mejor si son dulces. No estará TAN bueno, pero también quedarán muy bien
  • No uses productos light para esta receta: la materia grasa es lo que va a hacer que la crema de queso cuaje. Nada de queso light o natas aligeradas!
  • El zumo de limón además de aroma, ayuda a que cuaje antes la mezcla
  • Si has preparado esta receta, y quieres enviarme una foto y tus comentarios para que los publique en el blog, por favor hazlo a través de este formulario .
  • Puedes seguir las novedades del blog a través de Facebook, o Twitter, o suscribiéndote aquí para recibir las recetas en tu mail
  • Si te has leído el post hasta aquí, te quiero :). Esta receta fue inspirada por las fotos de este post

Autora : Sandeea Cocina


No hay ningún comentario... ¿te vas a ir sin decirme nada?

Habla ahora o calla para siempre

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *