Pastel de peras


Pear pie Ahora mismo las peras y las manzanas están en pleno apogeo, así que no dejéis pasar la oportunidad de preparar un rico pastel con alguna de estas dos frutas. Yo en esta ocasión he optado por este de pastel de peras, muy sencillo y rápido de preparar (aunque luego lleve un ratito de horno). Las peras que asoman del pastel no están enteras, son solo la parte superior de la pera colocada sobre el relleno a modo de decoración. Podéis optar por la versión clásica del pastel de frutas, en la que el relleno va cubierto totalmente por masa, pero no os olvidéis de hacer algún corte o agujero en la misma, para que el vapor que irá soltando el relleno al cocinarse pueda escapar, y vuestro pastel no acabe convirtiéndose en un volcán que deje una burbujeante lava de peras por todo vuestro horno. Que fue exactamente lo que me pasó a mí la primera vez que preparé un pastel de este tipo.

A veces me escribís, diciéndome cosas como “yo no sería capaz de hacer eso” o “a mí no me va a salir igual”. Este blog parte de la idea de que si yo puedo hacerlo, cualquiera puede hacerlo… y de hecho en muchas ocasiones las fotos de las recetas que me mandáis superan con creces la versión original.

Lo he comentado en alguna entrevista, y en alguna entrada anterior ya: yo siempre he sido bastante desastre en la cocina, y en algunos aspectos sigo siéndolo… lo que pasa es que aquí comparto solo la receta una vez que estoy segura de que sale bien. Eso no significa que detrás, no haya ciertos, digamos, accidentes… Entre los que me suelen ocurrir más a menudo:

  • Me pongo chulita dando la vuelta en el aire a los crêpes. Mis hijos me jalean y aplauden, y al final me acabo viniendo arriba, y la cosa suele acabar en crêpes estrelladas. Una vez el crêpe cayó sobre mi cabeza, pero ese día no tuve espíritu para hacer foto.
  • Se me olvidan los ingredientes ESENCIALES de las recetas. A menudo. Y sobre todo, cuando cocino para otras personas. Así invité a unos amigos a cenar pizza sin levadura, y le preparé a mi cuñada estas magdalenas sin aceite para su cumpleaños.
  • Hago experimentos raros, e incomestibles, que acaban en la basura porque no los quiere ni Perry Mason (no estaba tan malo, solo olía un poco a vómito). Lo último, unas galletas de aguacate, y un bizcocho red velvet sin colorante.
  • Se me cae la comida por los suelos (bueno, esto está relacionado con el punto 1) De hecho el título de la receta de la Mega Galleta, no viene del tamaño de la galleta en sí, sino de la gran torta que se pegó esa tarta contra el suelo cuando la llevaba al congelador. Por eso no hay foto del corte. Desafortundamente tampoco hay foto del despachurre, porque ese día tuve que limpiar el desaguisado muy deprisa ya que Perry Mason sí parecía más dispuesto a probarla :P . También está esta merluza con gambas en hojaldre, que publiqué en su momento con fotos parciales porque también se me cayó al suelo durante la sesión fotográfica (receta que volveré a publicar algún día)

Resumiendo: que os animéis a cocinar! que todos nos equivocamos, y nadie nace sabiendo… y es la manera de aprender. Y aunque en el momento en que provocas un desastre culinario te sabe fatal… en cuanto pasa un tiempo es una de esas historias con las que partirte de risa. Por suerte, este pastel de peras sí llegó entero y verdadero a mi mesa, pude hacerle fotos, y puedo prometer y prometo que no cayó nada al suelo. Así que os dejo con él. Espero que os guste, es una receta muy sencilla que está entre mis favoritas para el otoño.


Pear pie Pear pie


Pear piePear pie


Pear pie Pear pie


{Pastel de peras}

Preparación: 10 minutos

Cocción: 30 -40 min

Raciones: 6 personas

Ingredientes

  • 1 lámina de masa quebrada o pasta brisa
  • 6 peras (usé Red Bartlet)
  • 150 g de azúcar moreno
  • 25 g de harina de trigo (También valdría Maizena)
  • zumo de 1 limón
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 20 g de mantequilla

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180 ºC
  2. Lavamos las peras, y cortamos la parte superior de las mismas, que luego usaremos para decorar el pastel (o pasteles). Reservamos
  3. Pelamos las peras, las descorazonamos, y las troceamos, poniéndolas en un bol
  4. Añadimos el zumo de limón, el azúcar, la harina y la canela. Removemos para rebozar bien las peras en la mezcla
  5. En un recipiente apto para horno (yo he usado una terrina de Le Creuset) ponemos la mezcla de las peras, y encima, desmenuzamos unas pizcas de mantequilla
  6. Extendemos la lámina de masa quebrada, y la cortamos del tamaño aproximado de nuestro molde, un poco más grande. Con un cortapastas redondo, cortamos 2 agujeros en la masa, del tamaño aproximado de la parte superior de las peras que habíamos reservado previamente
  7. Colocamos la parte superior de las peras sobre el relleno, humedecemos con agua (o huevo batido) los bordes del molde para que se adhiera la masa, y colocamos encima la masa a modo de tapa, de manera que los orificios en la misma coincidan con las peras que sobresalen
  8. Con un tenedor, decoramos el borde de la masa presionando
  9. Horneamos a 180º C durante 30 o 40 minutos, según lo maduras que estén las peras (a mí no me gustan demasiado hechas) Es probable que a mitad de cocción tengamos que tapar el pastel con papel de aluminio en la parte superior, para que no se tueste demasiado
  10. Sacamos del horno, dejamos enfriar unos minutos, y servimos acompañado de una cucharada generosa de crème fraîche (nata fresca) o yogur griego sin azucarar

NOTAS:

  • Si queréis preparar la masa quebrada casera, os recomiendo optar por una versión salada de la misma. Me gusta el contraste salado de la masa, con el dulce del relleno, y el sabor agrio de la crème fraîche. Cocina para Urbanitas explica muy bien cómo hacer una masa quebrada en este post. La idea de la decoración la vi en el blog de Martha Stewart
  • Para hacer el postre más ligero, solo he recubierto la parte superior del pastel con masa quebrada, pero si os gusta con más cantidad, podéis recubrir el molde en su base también, antes de verter el relleno de peras. Para que no se humedezca la base con los líquidos que va soltando el relleno, os recomiendo pincelarla con un poco de mantequilla para “impermeabilizarla”
  • Para preparar la versión individual del postre que podéis ver en las fotos, solo hay que seguir el mismo proceso, pero reduciendo ligeramente los tiempos de horneado. En 20-30 minutos estarán listos.
  • Algunas peras las he decorado con una hojita de masa quebrada. Para ello, de la masa sobrante de cubrir el pastel o pasteles, cortamos unas hojas con un cortapastas o un cuchillo. Pegamos las hojas con un poco de agua a la parte superior de la pera, y horneamos como se indica en la receta (tapando con papel de aluminio a mitad de cocción para que no se tueste demasiado)
  • Podéis preparar la tarta cambiando las peras por manzanas, o con una mezcla de ambas, y por supuesto, variar las cantidades de azúcar o harina a vuestro gusto
  • Si has preparado esta receta, y quieres enviarme una foto y tus comentarios para que los publique en el blog, por favor hazlo a través de este formulario .
  • Puedes seguir las novedades del blog a través de Facebook, o Twitter, o suscribiéndote aquí para recibir las recetas en tu mail

Autora : Sandeea Cocina


No hay ningún comentario... ¿te vas a ir sin decirme nada?

Habla ahora o calla para siempre

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *