Panecillos de leche con forma de cerdito


Cochipanes

El Dioni en versión cochipán

Qué difícil es ponerles nombre a estos “inventos” que publico a veces. Porque claro, en este caso, reconoceréis que pan cerdo no suena bien. Si lo incluyes en la carta de un restaurante no se lo pide nadie, más que nada por si se ofende el camarero: “yo quiero pan, cerdo!”

Cuando ocurre esto hay que recurrir a los diminutivos. En diminutivo, todo suena mucho mejor. No hay más que ver que un señor feo como Bono, en diminutivo se convierte en bonito. Así que estos panes cerdos, pasan a llamarse panecillos de cerdito, y así los miras con otros ojos. Hasta este de aquí abajo a mi izquierda, que una vez robó un furgón, parece un inocente cochinito…

Antes de pasar a la receta, os recuerdo que podéis participar en el concurso que organiza El Monstruo de las Galletas para conmemorar el Día del Brownie, preparando un brownie para el día 11 de Noviembre. Soy uno de los jurados, y no me dejaré influenciar por nada, salvo que empiece por ja, y acabe por món (Si lo recordáis, el año pasado para el día del Brownie yo preparé los brownies en cáscara de huevo).

También, aunque este año no pensaba preparar nada para Halloween, finalmente ante las presiones sufridas por parte de un niño de 4 años, he acabando ideando estas cucharas momia que podéis tener listas en 15-20 minutos, y las pueden elaborar incluso los más peques. Si queréis otras ideas, podéis visitar el apartado Halloween en el menú superior.

Y para terminar, como dice mi hijo Jorge: Chin pún.


Cochipanes

SandeeA en la báscula por la mañana

Cochipanes

“por favor, por favor, que no haya engordado”


Cochipanes

Dónde estará el cerdito?

Cochipanes

Hola, soy de Somarra (un somarrano, vamos)



Pan de leche con forma de cerdito

Preparación: 30 min más tiempo de levado

Cocción: 15 min

Raciones: 16

Ingredientes

  • 300 g de harina de fuerza
  • 1 sobre de levadura de panadería seca (son unos 5 g, pueden usarse 15 g de la fresca)
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • 1 cucharadita (de café) de sal
  • 40 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 175 ml de leche a temperatura ambiente
  • Bolitas blancas para los ojos (opcional) Yo usé estas que se pueden encontrar en grandes superficies

Preparación

  1. Mezclamos la harina y la levadura en un bol amplio. Agregamos azúcar y sal, e integramos bien.
  2. Añadimos el huevo, y la leche.
  3. Mezclamos con la ayuda de una cuchara o una rasqueta de panadero
  4. Sacamos la masa del bol, y comenzamos a amasar. Después de 5 minutos, notaremos como la masa se vuelve cada vez más elástica.
  5. Agregamos la mantequilla, y amasamos otros 5-10 minutos, hasta que obtengamos una masa suave, plegable, y ligeramente brillante.
  6. Formamos una bola, y dejamos reposar en un bol ligeramente enharinado, tapada con un paño. Tras 1 hora, o 1 hora y media, la masa deberá haber crecido y duplicado su volumen.
  7. Pasado este tiempo, sacamos la masa del bol, y la desgasificamos ligeramente, tocándola y aplastándola con los dedos.
  8. Cortamos la masa en 16 porciones, y formamos una bola con cada una de ellas, salvo con una que reservamos para las orejitas y la nariz de los cerditos. Colocamos cada bola de masa en un molde de cupcakes rígido. La masa deberá ocupar 3/4 partes del molde (Yo usé estos).
  9. Dejamos reposar las bolas una media hora
  10. 15 minutos antes de hornear, precalentamos el horno a 200 º C. Damos forma a las orejas y a la nariz de los cerditos. Para las orejas, estiramos un trozo de masa y cortamos triangulitos pequeños con un cuchillo. Para la nariz, usé un descorazonador de manzanas para cortar círculos de masa, los aplasté ligeramente para darles forma de óvalo, y con una brocheta de madera hice los agujeros de la nariz. Con cuidado, pegamos a cada bola de masa la nariz y las orejas con un poco de agua (es importante este paso, si no se despegarán al hornear)
  11. Horneamos los cochinitos unos 10-15 minutos, hasta que estén doraditos, y dejamos enfriar sobre una rejilla (si se hubiesen cerrado los agujeros de la nariz de los cerditos, podemos marcarlos nuevamente pinchándolos con una brocheta)
  12. Mientras se enfrían los panecillos, preparamos los ojos. Seleccionamos tantas bolitas blancas como necesitemos, y pintamos con un rotulador comestible un punto negro en cada bolita. Una vez fríos los panes, pegamos los ojos con un poco de glasa (la glasa se hace mezclando media clara de huevo con 100 g de azúcar glass) Si vamos a hacer relleno salado para nuestros panes, pintamos los ojos con rotulador comestible como hicimos en la receta de los ositos de pan o usamos unas bolitas de pimienta
NOTAS:

  • El rotulador comestible puede adquirirse prácticamente en cualquier tienda de repostería. Si no encuentras las bolitas, o el rotulador, usa chocolate blanco y negro en sustitución, o bolitas de pimienta si quieres preparar la versión salada
  • Puedes rellenar los panes con lo que quieras, antes de darles forma de bola. Si te apetece probar otra masa más blandita, puedes usar esta otra
  • Si es la primera vez que amasas, y quieres ver un vídeo de cómo hacerlo, te recomiendo este con la técnica de Bertinet. Se puede congelar el pan una vez horneado, y descongelarlo calentándolo en el horno, en el microondas unos 30 seg, o a temperatura ambiente.
  • Si has preparado esta receta, y quieres enviarme una foto y tus comentarios para que los publique en el blog, por favor hazlo a través de este formulario .
  • Puedes seguir las novedades del blog a través de Facebook, o Twitter, o suscribiéndote aquí para recibir las recetas en tu mail
  • Autora : Sandeea Cocina


    No hay ningún comentario... ¿te vas a ir sin decirme nada?

    Habla ahora o calla para siempre

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *