Baklava de chocolate


Baklava de chocolate

Baklava de chocolate

El Baklava es un pastel de origen disputado, aunque parece ser comúnmente aceptado que procede del antiguo imperio otomano y Asia Central. Se prepara con láminas de pasta filo, mantequilla y frutos secos, se hornea, y posteriormente se baña en almíbar de azúcar o miel. Actualmente, con variaciones, puede encontrarse en multitud de países: Turquía, Grecia, India,…

La versión que os traigo hoy no puede considerarse tradicional ni clásica, al llevar chocolate. Pero desde luego, el contrapunto amargo del chocolate le da un toque muy interesante a este dulce, que aunque me encanta en todas sus versiones, no puede negarse que resulta excesivamente empalagoso en ocasiones.

En cualquier caso, en pequeñas dosis, y acompañado de helado, el baklava es un postre totalmente irresistible, ¿os animáis a probarlo?

Como os prometía en la última entrada, aquí tenéis la cuarta entrega de las búsquedas de Google que os traen hasta el blog. Si te perdiste las anteriores (o te apetece releerlas), aquí tienes la primera, segunda y tercera entrega.

  • “macgyver en calzoncillos”
  • Bueno, esta búsqueda la podemos entender… todos nos hemos preguntado alguna vez donde escondía MacGyver sus artilugios, no?

  • “Mickey Mouse sin pantalones”
  • Pero qué tipo de persona busca esto en Google? Por favor, que todo el mundo sabe que el que no lleva pantalones es el Pato Donald!

  • “obsecion por los casoncillos usados”
  • por eso, y por cambiar las “s” y las “c” de sitio…

  • “ni en google vas a encontrar a alguien como yo”
  • Esta frase me ha encantado, estoy deseando poder usarla en una conversación…

  • “no se si enamorarme y/o comerme un sandwich”
  • Ay, estas preguntas que la Humanidad lleva haciéndose desde el principio de los tiempos… No se puede tomar este tipo de decisiones a la ligera. En primer lugar, ¿de qué es el sandwich?

  • “papa noel tira pedos para niños”
  • Hombre, yo si me portaba mal me traían carbón. Se ve que tú te has portado MUY mal…

  • “meter la pata con la suegra”
  • no sé si lo que quieres es que te ayudemos a meterla, o a solucionarlo… Si es por meterla, puedes contarle toda la serie de “cómo se dice suegra en”: griego (Storvo), alemán (Ajjjjj), chino (Lin Chen La), ruso (Kela Rifen), … y seguro que capta la idea

  • “meter el dedo en el ano”
  • Yo siempre había oído lo de meter el dedo en la llaga… esto debe de ser peor!

  • “ave la hente como cohe fresa”
  • Eso, ave ave como cohone la cohen

  • “aparecer cosas perdidas en nevera”
  • no me digas que es ahí donde van a parar los calcetines que desaparecen en mi lavadora!!!

  • “como hacer que el colacao se vuelva chocolate espeso”
  • eso sí que sería un gran invento, y no la chorrada esa de las pepitas, señores de Colacao! Así, incluso aguantaríamos más anuncios de Yael!

  • “como hacer que una tia que esta con otro se enamore de ti”
  • Ni idea. Pero si lo consigues, nunca, óyeme bien, nunca, le digas que haces este tipo de búsquedas en Google

  • “compartir vida con una bruja no es facil”
  • Me
    parece muy feo cariño que hagas estas búsquedas en Google, luego hablamos en casa

  • “croissant son igual que cuernos”
  • Hombre, no sé. Personalmente, preferiría que mi pareja me trajese unos croissants a la cama por la mañana que unos cuernos. Pero oye, sobre gustos…

  • “cuando un pajaro te caga en la cabeza es sintoma de buena suerte?”
  • sí, claro. Sobre todo si es un gorrión en vez de un buitre carroñero

  • “es cierto que tomar choco milk caliente te ase mas moreno”
  • Claro, no te acuerdas de aquel negrito del África tropical, que cultivando cantaba la canción del Colacao? A ver por qué crees que lucía ese color…

  • “estoy casada pero a veces me fijo en litros”
  • Ay, esos autocorrectores del iphone… porque tú querías decir en otros, verdad?

  • “cuando esta lista la torta de chocolate la meti al orno a las 4:48 y tiene que esta 30 minuto”
  • Solo espero que haya un ángel de la guarda en Google que te dijese que apagases el horno…

  • “ha salido llama del horno”
  • Entiendo. Han salido llamas del horno. Y como hacen las personas normales y corrientes cuando les pasa esto, vas y lo buscas en Google… Ya. (eres la de la torta de antes, verdad?)

  • “el coso q cubre el ojo de un pirata”
  • se llama parche. Pero me gusta tu manera de definir

  • “eres la cascara de mi banana”
  • Eso es porque es tu amor platÁnico!

Baklava de chocolate

Baklava de chocolate

Baklava de chocolate

Baklava de chocolate


Baklava de chocolate

Baklava de chocolate

Baklava de chocolate

Mira que te lo he dicho ya: Baklava de chocolate!


{Baklava de chocolate}

Preparación: 20 minutos

Cocción: 45 min

Raciones: 12

Ingredientes

Para el almíbar:

  • 250 ml de agua
  • 200 g de azúcar
  • 50 g de miel
  • zumo de medio limón (opcional)
  • 1 rama de vanilla (opcional)

Para el pastel:

  • 100-150 g de mantequilla fundida, fría
  • 1 paquete de pasta filo (20 láminas del tamaño de nuestra bandeja)
  • 250 g de chocolate negro
  • 250 g de frutos secos a elegir: avellanas, nueces, almendras, pistachos
  • 1 cucharada de canela

Preparación

  1. Comenzamos preparando el almíbar, que deberá estar frío antes de verterlo sobre el pastel. Ponemos todos los ingredientes en un cazo a fuego a hervir, cuando hierva, bajamos el fuego y lo dejamos cociendo suavemente unos 20 minutos. Retiramos del fuego, y dejamos enfriar (puede conservarse en el frigorífico)
  2. Continuamos preparando el baklava. Precalentamos el horno a 180º C y preparamos un paño humedeciéndolo, que usaremos para tapar la pasta filo, que una vez abierto el paquete se seca rápidamente.
  3. Con un robot de cocina, picamos el chocolate y los frutos secos, el tamaño depende de cómo os guste. Yo lo dejo del tamaño de bolitas de pimienta, más o menos. Agregamos la cucharada de canela, y mezclamos bien. Reservamos
  4. Untamos la fuente que vayamos a usar con mantequilla (una capa fina) y cortamos todas las láminas de pasta filo del tamaño de nuestra bandeja. Las dejamos tapadas bajo el paño húmedo.
  5. Tomamos una lámina de pasta filo, y con un pincel, o con las manos, la embadurnamos de mantequilla por una cara. La capa de mantequilla debe ser fina, se trata solo de que al hornear las distintas capas de masa queden separadas por la mantequilla, al igual que ocurre en el hojaldre, pero no queremos un pastel lleno de grasa.
  6. Ponemos la lámina de pasta filo en la bandeja, con la capa que hemos pintado de mantequilla arriba. Repetimos este paso 7 veces más (es decir, formamos una primera capa con 8 láminas de pasta)
  7. Tomamos 4 o 5 cucharadas del relleno, y las extendemos sobre la pasta filo
  8. Ahora tomamos una lámina de pasta filo, y la untamos con mantequilla por ambas caras. La colocamos sobre los frutos secos y el chocolate.
  9. Tomamos otra lámina de pasta filo, la pincelamos con mantequilla fundida por una cara, y la colocamos sobre la anterior, dejando la cara con mantequilla hacia arriba. Repetimos este paso otras dos veces (es decir, formamos una capa con 4 láminas de pasta filo)
  10. Tomamos de nuevo 4 o 5 cucharadas del relleno, y las extendemos sobre la pasta filo
  11. Ahora tomamos una lámina de pasta filo, y la untamos con mantequilla por ambas caras. La colocamos sobre los frutos secos y el chocolate.
  12. Tomamos otra lámina de pasta filo, la pincelamos con mantequilla fundida por una cara, y la colocamos sobre la anterior, dejando la cara con mantequilla hacia arriba. Repetimos este paso otras 6 veces (es decir, formamos una capa con 8 láminas de pasta filo)
  13. Con un cuchillo afilado, y con cuidado, cortamos el baklava en cuadrados, sin llegar hasta la parte inferior, parando cuando notemos la primera capa de chocolate y frutos secos
  14. Horneamos 45 minutos en total, los 20 primeros destapado, y los 25 siguientes colocando papel de aluminio sobre el baklava para que no se dore demasiado
  15. Nada más sacarlo del horno, dejamos reposar 5 minutos, y vertemos el almíbar frío sobre el baklava caliente. De esta manera seguirá manteniendo cierto toque crujiente. Podemos degustarlo templado, aunque lo mejor es dejarlo de un día para otro

NOTAS:

  • Normalmente se usa mantequilla clarificada para esta receta, aunque seamos sinceros, jamás me ha dicho nadie: “uy, como se nota que lo has preparado con mantequilla clarificada!” Así que no es imprescindible. En cualquier caso, es muy sencillo prepararla, si queréis hacerlo os recomiendo este fantástico post de Mercado Calabajío
  • La receta está inspirada por esta del fotógrafo Rick Poon. Puedes encontrar la pasta filo en grandes superficies: Eroski, Carrefour, Corte Inglés, Hipercor,…
  • Puedes aromatizar el almíbar con las especias que más te gusten: canela, cardamomo,…
  • El baklava tradicional se prepara solo con nueces, yo en el de las foto usé una mezcla de nueces y avellanas.
  • Lo ideal para mí es tomar el baklava templado (calentado unos segundos en el microondas) con helado de vainilla
  • Si has preparado esta receta, y quieres enviarme una foto y tus comentarios para que los publique en el blog, por favor hazlo a través de este formulario .
  • Puedes seguir las novedades del blog a través de Facebook, o Twitter, o suscribiéndote aquí para recibir las recetas en tu mail

Autora : Sandeea Cocina


No hay ningún comentario... ¿te vas a ir sin decirme nada?

Habla ahora o calla para siempre

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *