Sandwich helado fácil


Sandwich helado fácil

Sandwich helado

Sandwich helado fácil

No sé si es más fácil hacerlo o comérselo


Llevaba tiempo sospechando que las madres tienen superpoderes, y ahora que soy mamá, lo sé. Todavía recuerdo la primera vez que mi hermano y yo nos quedamos solos unos días en casa, y se nos cayó una lata de cocacola en la escalera. Pasamos dos horas limpiando (pero limpiando a fondo). Que os aseguro que allí ni los del CSI habrían encontrado rastros. Pues fue entrar mi madre por la puerta, soltar la maleta en el suelo, y lo primero que dijo: “¿qué se os caído en la escalera?” Superpoderes, os lo digo yo…

También tenemos el superpoder de ver el futuro (“Te vas a caer” “Te vas a poner malo” “Te vas a manchar”) y de encontrar cosas perdidas (“Jorge, ve a buscar las zapatillas!” y Jorge: “Mamá, no encuentlo!”. Va Pablo: “Mamá, no están, se han ido”. Va el marido: “Ahí no están”… Y entonces, después de descartar mandar al perro, te toca ir a ti. Vas, abres el armario y están las zapatillas justo ahí delante, que a las pobres solo les falta dar saltitos y gritar: ¡estamos aquíiiii, estamos aquíiiiii!)

Luego he oído que hay mamás que tienen el superpoder de abrir los abrefáciles sin los dientes y sin tijeras… pero creo que esto ya es mucho exagerar. Yo desde luego, carezco de esta habilidad.

Por último está el superpoder de preparar algo bueno para comer cuando, después de volver de vacaciones, te encuentras con la nevera vacía, y algunos restos en el congelador y la despensa. Y de ahí surgen estos sandwiches helados! Así que más que una receta, lo que os traigo hoy es una idea para servir helado con galletas compradas. El año pasado compartí con vosotros cómo preparar sandwiches helados en casa con esta receta de Martha Stewart, y hoy os dejo otra manera rápida y sencilla de hacerlos: con galletas de desayuno de las de toda la vida.

Espero que os gusten!


Sandwich helado fácil

Super Sandwich Helado

Sandwich helado fácil

Los peques tienen el superpoder de comérselos a supervelocidad


{Sandwich helado fácil}

Preparación: 15 minutos

Cocción: 2
min

Raciones: 8

Ingredientes

Para los sandwiches

  • 16 galletas de desayuno (yo he usado Marbú Dorada)
  • 8 bolas de helado de vainilla

Para la cobertura de chocolate:

  • 250 g de chocolate para fundir
  • 50 g de manteca de cacao (opcional)
  • 100 g de avellanas troceadas

Preparación

  1. Tomamos las galletas de dos en dos, y colocamos una bola de helado entre ellas. Presionamos para formar el sandwich. Alternativamente, si es un helado de bloque, podemos cortar el helado con un cortapastas del tamaño de las galletas, para que quede un sandwich perfecto.
  2. Guardamos todos los sandwiches helados en el congelador, para que estén perfectamente congelados cuando los sumerjamos en el chocolate
  3. Cuando los vayamos a cubrir de chocolate y frutos secos, preparamos dos boles. En uno, colocamos las avellanas troceadas
  4. En el otro bol, ponemos el chocolate troceado y la manteca de cacao, y fundimos en el microondas de 30 en 30 segundos, removiendo de cada vez. Cuando esté totalmente fundido, lo dejamos enfriar a temperatura ambiente hasta que no esté caliente (unos 15 minutos)
  5. Sumergimos los sandwiches helados en el chocolate hasta la mitad, escurrimos el exceso, y pasamos al bol donde tenemos las avellanas picadas para terminar de cubrir. Depositamos en el congelador, sobre papel de hornear para que el chocolate se solidifique (10 minutos)
  6. Consumimos en el momento, o conservamos en el congelador hasta su consumo, envueltos en papel encerado o papel film, para que no cojan olores

NOTAS:

  • Si quieres recetas caseras de helado para el sandwich, en este blog encontrarás: helado de vainilla, helado de chocolate y helado de fresa
  • La manteca de cacao de la salsa de chocolate es totalmente opcional: sirve únicamente para que el chocolate sea más líquido, y la cobertura no quede tan gruesa, pero puede hacerse solo con chocolate. Probablemente sobrará salsa de chocolate, que podéis conservar en el frigorífico guardada en un recipiente hermético. Cuando queráis volver a usarla, bastará con fundirla de nuevo al microondas.
  • Puedes sustituir las avellanas por cualquier fruto seco, o bolitas de colores para una fiesta infantil
  • Si has preparado esta receta, y quieres enviarme una foto y tus comentarios para que los publique en el blog, por favor hazlo a través de este formulario .
  • Puedes seguir las novedades del blog a través de Facebook, o Twitter, o suscribiéndote aquí para recibir las recetas en tu mail

Autora : Sandeea Cocina


No hay ningún comentario... ¿te vas a ir sin decirme nada?

Habla ahora o calla para siempre

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *