Pasta casera


Pasta casera

Pasta casera

Pasta casera

Pasta casera
Intento de espaguetis que parecen tallarines

Hoy vamos a hacer pasta. No, no os emocionéis, porque no es de la que sirve para comprar un yate (total, luego a ver donde lo aparcas). Con la pasta de hoy, eso sí, podréis comer como reyes por poco dinero. Ayer me tocaba publicar foto en nuestro proyecto 1080 fotos de cocina, y he querido aprovechar para explicaros cómo preparo yo pasta en casa, de manera sencilla.

Lo primero que quiero aclarar es que no es para nada necesario tener máquina para pasta, es algo que hace el proceso más rápido y sencillo, pero no es imprescindible. La máquina de pasta es un artilugio que cuenta con un rodillo laminador, y una ruedecita con distintas posiciones que permite ajustar el grosor de la masa. La pasta se va pasando por los rodillos, y se va doblando y volviendo a pasar a través de la máquina hasta que se obtiene el grosor deseado. Dispone además de otros rodillos que te permiten cortar la pasta en diferentes formatos, dependiendo del modelo. La mía es de las tiendas Casa, y cuesta unos 20 euros. Desde luego es la más barata que he visto, y aunque no es muy buena, hace el apaño. En la receta más abajo me centraré en explicar cómo preparar la pasta a mano, dado que las máquinas de pasta ya vienen con manual de instrucciones donde explican el proceso perfectamente. En cualquier caso, os recomiendo visitar este paso a paso de Anita Cocinitas, que explica fenomenal cómo usar la máquina para pasta

De manera general, para preparar pasta casera calcularemos unos 100/125 g de harina por huevo mediano. No es necesario ningún ingrediente más, según dicen los puristas, ni siquiera sal, aunque yo le suelo poner un poco. Si queremos prescindir de los huevos, podemos hacer pasta fresca usando agua en su lugar, calculando unos 60 g de agua por huevo.

En esta ocasión además, y por hacer algo un poco diferente, la pasta va rellena de hierbas aromáticas, que la hacen más vistosa y le aportan sabor. Espero que os guste! Os recuerdo que el lunes anunciamos los ganadores de los dos lotes de bandejas Greengate con su espolvoreador a juego, todavía estáis a tiempo de participar.

Pasta casera

{Pasta casera}

Ingredientes:

  • 500 g de harina
  • 4 huevos
  • hierbas aromáticas: perejil, cilantro, salvia, albahaca,… (opcional)
  • 1 cucharadita de sal

Preparación:

  1. Sobre la superficie donde vayamos a trabajar, hacemos un volcán con la harina, y ponemos en el centro los huevos y la sal
  2. Comenzamos a mezclar los ingredientes. Los huevos intentarán escaparse, pero tranquilos, vosotros sois más rápidos
  3. Amasamos hasta que obtengamos una masa lisa y homogénea, nos llevará unos 10 minutos. No debe quedar pegajosa
  4. Dejamos reposar la masa 30 minutos a temperatura ambiente, tapada con un plástico, para que el gluten se “relaje” y el proceso de estirado sea más sencillo
  5. Dividimos la masa en cuatro porciones, y procedemos a estirar cada una de estas porciones con un rodillo sobre una superficie enharinada, o con la máquina de hacer pasta, hasta dejarla del grosor deseado. Cuanto más fina mejor, tened en cuenta que al cocer la pasta aumentará de volumen
  6. Si vamos a rellenar nuestra pasta casera con hierbas aromáticas, vamos colocándolas sobre una lámina de pasta ya estirada, presionando ligeramente, y cubrimos con otra lámina de pasta. Estiramos de nuevo con el rodillo, o pasamos de nuevo por la máquina de pasta para que queden unidas las dos láminas. Ahora vamos a cortar nuestra pasta casera en función del uso que le vayamos a dar
  7. Para cortar espaguetis, tallarines o parpadelle de manera manual, después de estirada la masa, la enrollamos sin apretar como si fuese un brazo de gitano, y cortamos con un cuchillo afilado tiras del grosor deseado. (1 mm para espaguetis, 1 cm para tallarines, 3 cm para parpadelle) Desenrollamos las tiras, las enharinamos ligeramente para que no se peguen, y repetimos el proceso con el resto de porciones de masa. Si nos cuesta cortar la masa porque está pegajosa, podemos dejarla secar unos minutos una vez estirada antes de proceder al corte (tampoco demasiado, porque entonces se vuelve quebradiza) En la máquina basta con pasar la lámina de pasta por el rodillo cortador deseado
  8. Para cocinarla, este tipo de pasta casera debe cocerse en abundante agua hirviendo durante 3-4 minutos, y se usa inmediatamente después mezclándola con la salsa que hayamos elegido

Preparación: 60 min (más reposos)

Cocción: 3 min

Raciones:6

Valoración:  ★★★★★ 1 Valoración media 5

 

Pasta casera

Pasta casera

Pasta casera

Autora : Sandeea Cocina


1 Comentario a “Pasta casera”

  1. 4 febrero 2016, 10:26 pm - Lorretta Stembridge

    So beautiful!!

Habla ahora o calla para siempre

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *