Brownie en cáscara de huevo


Brownie en cáscara de huevo

Brownie en cáscara de huevo

No hace falta que os diga que me gusta bromear. Ya os conté las bromas que les gastábamos a los porteros en la residencia universitaria.

Allí también hacíamos otra travesura con los servilleteros, esos que son de plástico rojo y vas sacando unas servilletas de papel transparente que ni limpian ni nada… Pues los desmontábamos y escribíamos mensajes en las servilletas: “Te estamos vigilando”, “Sabemos lo que hiciste”, y cosas así… Luego volvíamos a montar los servilleteros, y nos sentábamos a jugar al mus y a esperar a las “víctimas”… Era un poema ver las caras de la gente cuando sacaba las servilletas con mensaje! También debéis saber que si me invitáis a vuestra casa y me ofrecéis bombones, caramelos o similares, primero, es probable que me coma varios o muchos, y segundo, con los papeles de los que me coma, haré una pelotita que envolveré muy bien dentro de otro envoltorio, para que parezca un caramelo/bombón sin abrir, y la dejaré allí, en vuestra casa, escondida entre el resto de los bombones/caramelos… Y me reiré a menudo pensando en lo que pensará/hará la persona que encuentre el caramelo falso. Y lo que le responderá el anfitrión en esa situación… Siempre he soñado con que Isabel Preysler me invite a su casa y me saque los Ferrero Rocher… Soy mala, lo sé!Así que la idea de presentar un huevo con su cáscara como postre, para que todo el mundo piense en plan Sara Montiel: “pero qué invento es este?” , me pareció irresistible. Y ver sus caras cuando al retirar la cáscara aparece un delicioso brownie de chocolate es de lo más divertido! Creo que una idea genial para el día de los inocentes, o para decorar el árbol de manera distinta, ya que se pueden pintar las cáscaras de los huevos, por ejemplo en rojo como los números de nuestras cuentas corrientes después de Navidad. O dejarlas en blanco, como se quedan nuestros gobernantes cuando buscan soluciones a la crisis.

Como muchas de las ideas que se me ocurren, resulta que ya se le había ocurrido a alguien antes, y al hacer una búsqueda en google encontré muchos ejemplos de bizcochos horneados en cáscara de huevo. No sé de dónde viene la idea original, así que os dejaré el post que yo he usado como referencia.

He preparado este brownie para el evento tuitero #eldiadelbrownie, podéis encontrar toda la info en este post de Dani, el Monstruo de las Galletas Al final de la receta, váis a encontrar una versión alternativa sin gluten que ha preparado Victoria García. Victoria es periodista de profesión, y hada madrina de vocación. Me anima, me apoya, me escucha, me riñe cuando lo necesito, y de vez en cuando me regala un vestido para ir al baile. Es la generosidad personificada. Y sabe mucho de brownies! Así que nos os perdáis su versión más abajo

Ya está a la venta mi libro “Las recetas de la felicidad” con un montón de recetas inéditas! Podéis adquirirlo en todas las librerías, si queréis más información podéis encontrarla aquí

Brownie

Brownie egg


Brownie en cáscara de huevo

Brownie en cáscara de huevo


Puedes ver en vídeo cómo preparo esta receta aquí


{Brownie}

Descripción: Brownie de chocolate horneado en cáscaras de huevo. He seguido las indicaciones que se dan en este blog

Preparación: 40 min

Cocción: 20 min

Raciones: 12-16

Dificultad: Si tienes huevos, puedes hacerla :)

Valoración 5 sobre 1

Ingredientes

  • 12-16 cáscaras de huevo, mejor si son XL, o un molde rectangular pequeño
  • 200 gr de chocolate para fundir
  • 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 huevos grandes
  • 200 gr azúcar
  • 125 gr de harina
  • 3 cucharadas de cacao puro en polvo (tipo Valor)
  • 1 pizca de sal

Preparación

  1. Vamos a comenzar preparando las cáscaras de huevo, que vamos a usar como molde para hornear
  2. Con la punta de un sacacorchos, pinchamos la parte inferior de la cáscara de huevo, y con los dedos rompemos con cuidado para hacer un agujero pequeño, al menos del grosor de un dedo meñique, por donde vaciaremos el huevo, e introduciremos la masa después. Es fácil, no se me rompió ninguno!
  3. Vaciamos el huevo, que reservamos para otras preparaciones, y aclaramos con agua la cáscara del huevo bajo el grifo. Para este paso de vaciar la cáscara, lo mejor es ayudarse de una brocheta de madera, así se vacía perfectamente y no quedan restos de huevo en el interior.
  4. Procedemos así con todas las cáscaras.
  5. Llenamos un bol amplio con agua salada (100 gr por litro aproximadamente). Introducimos las cáscaras de huevo en el agua, donde las dejaremos, con cuidado de que queden totalmente cubiertas por el agua, por espacio de media hora. Puede parecer obvio, pero las personas con cabeza de ajo como yo, necesitamos que nos aclaren que para que las cáscaras no floten en el agua, hay que llenarlas de agua de manera que salga todo el aire de su interior.
  6. Pasado ese tiempo, sacamos las cáscaras de huevo, y las dejamos secar con el agujero hacia abajo sobre papel de cocina.
  7. Con ayuda de un embudo pequeño, vertemos un poco de aceite en el interior de cada cáscara, y la giramos y
    movemos para que se impregne bien de aceite por dentro. Dejamos salir el aceite sobrante, y ya tenemos las cáscaras listas para rellenar con nuestro bizcocho favorito!
  8. Seguimos preparando nuestro brownie de chocolate.
  9. En un bol ponemos la mantequilla y la fundimos en el microondas, uno 45-60 segundos.
  10. Agregamos el chocolate troceado a la mantequilla fundida caliente, y dejamos reposar un poco para que se vaya deshaciendo el chocolate. Removemos la mezcla hasta que el chocolate esté totalmente disuelto, si es necesario, ponemos unos segundos más en el microondas.
  11. En otro bol (lo sé, ya no te quedan más verdad? pues a fregar), batimos los huevos con el azúcar, hasta que esté bien disuelto, pero sin llegar a montarlo (a mano, o con varillas eléctricas a velocidad baja-media).
  12. Mezclamos el chocolate y la mantequilla, que no deberán estar calientes, solo templados, con los huevos y el azúcar.
  13. Agregamos la harina, el cacao y la sal, y batimos unos segundos más a velocidad baja, lo justo para mezclarlo.
  14. Pasamos la mezcla a una manga pastelera con boquilla del tamaño adecuado a los agujeros de nuestros huevos. Puede hacerse con una bolsa de congelación cortándole la puntita, pero es más sencillo con boquilla y se mancha menos.
  15. Rellenamos cada cáscara de huevo hasta 3/4 partes. Si vais a usar cualquier otra receta de bizcocho que lleve levadura, os recomendaría rellenarlo solo hasta 1/2 de su capacidad. De todas formas, para que el brownie o bizcocho quede bonito, lo mejor es que la masa sobresalga de la cáscara, de esta manera nos aseguramos de que el brownie rellena toda la cáscara y sale con forma de huevo.
  16. Para hornear los huevos de brownie, precalentamos el horno a 180º C. Colocamos los huevos sobre un molde de magdalenas o muffins con un poco de papel de aluminio, para que los huevos se sostengan erguidos en el horno y no se salga el relleno.
  17. Horneamos los huevos de brownie entre 15 y 20 minutos.
  18. Sacamos del horno, retiramos el exceso de masa y limpiamos los restos de la cáscara con un paño húmedo. Ojo que si lo dejamos enfriar luego ya es mucho más complicado retirar los restos..
  19. Dejamos enfriar los huevos totalmente antes de servir.
  20. Servimos con el agujero hacia abajo, como si fuese un huevo pasado por agua. Y a ver qué cara pone la gente!

NOTA: la versión tradicional del brownie la he preparado en un molde desechable de aluminio, rectangular, pequeño, porque me gusta que queden gorditos. Lo he decorado con azúcar glass usando las plantillas que regalan cuando compras el chocolate Nestlé postres. Por fin les he encontrado utilidad!

{Brownie sin gluten}

de Victoria García

Ingredientes: 4 huevos, 170 gr de azúcar moreno, 100 gr de mantequilla, 300 gr de chocolate negro, dos cucharadas de cacao puro en polvo. Para encontrar tropezones en la masa, Victoria sugiere: nueces, almendras, nubes, galletas…

Preparación: Precalentamos el horno a 180º C y preparamos un molde rectangular desechable de aluminio. Batimos los huevos a temperatura ambiente con el azúcar (unos 3 minutos). Derretimos la mantequilla, y agregamos el chocolate en trocitos. Con una cuchara de madera removemos hasta que se disuelva el chocolate. Cuando esté disuelto, unimos las dos mezclas, removemos y agregamos el cacao. Una vez esté bien mezclado, ponemos las nueces (o lo que queramos). Vertemos la masa en el molde, y horneamos unos 25-30 minutos.

Autora : Sandeea Cocina


No hay ningún comentario... ¿te vas a ir sin decirme nada?

Habla ahora o calla para siempre

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *