Tigres Topa D’Entro


Cuando estudiaba en Madrid, vivía en una residencia de estudiantes. Allí trabajaban varios porteros, que se dedicaban a llamarnos por megafonía cuando teníamo una llamada: “Señorita SandeeA Melona, SandeeA Melona, por favor acuda al teléfono” … En esas tardes aburridas… de vez en cuando éramos un poquito malos… y telefoneábamos preguntando por Tomás Turbao, Benito Cámelas, Ester Colero, Elena Nito del Bosque,… para que el portero le llamara a voz en grito por todo el colegio !!! Yo no llamaba… pero sí que daba ideas para los nombres… hay tantas posibilidades!!!! Aitor Tilla,, Belén Tejas (como podéis suponer, lo mío eran las especialidades culinarias )
Estos mejillones van dedicados a ellos. La novedad: he sustituido la concha del mejillón por una concha de pan crujiente… Están muy ricos. Muy muy ricos. Aunque no ha habido forma de sacarles una foto decente … Pero mejor probádlos y me lo decís vosotros mismos

Ingredientes (para 50 tigres… ):

– Para la concha de pan (masa de aceite de mi querido Bertinet pero sin sémola porque nunca tengo)
250 gr de harina de fuerza
8 gr de levadura fresca de panadero
25 ml de aceite de oliva
160 ml de agua templada
4 gr de sal

Las conchas de los mejillones

Ponemos en un bol la harina, desmenuzamos la levadura fresca en el centro con los dedos, hasta convertirla en miguitas. Hacemos un hueco en el centro, agregamos el agua y el aceite, y la sal por la parte exterior para evitar que entre en contacto con la levadura, y comenzamos a amasar. Yo comienzo mezclando con una pala de madera, y cuando ya se ha integrado todo comienzo a amasar dentro del bol introduciendo los dedos por debajo de la masa, y llevando la masa hacia el centro, mientras que voy girando el bol con la otra mano. Cuando ya está un poco manejable, paso la masa a la superficie de trabajo ligeramente enharinada, donde la sigo trabajando hasta que se vuelva lisa y homogénea. No es necesario enharinar mucho, no es una masa excesivamente pegajosa. Formamos una bola, y dejamos reposar en un lugar cálido (25-30º, últimamente he descubierto que el mejor sitio en mi casa es el microondas) durante media hora.

Pasado este tiempo, engrasamos las conchas de los mejillones, estiramos la masa de pan muy fina en una superficie enharinada, y vamos cortando porciones del tamaño de las conchas. Forramos cada concha con la masa de pan, y dejamos reposar 10 minutos, mientras que
precalentamos el horno a 200º. Horneamos hasta que estén doradas. Dejamos enfriar, y retiramos la concha con ayuda de un cuchillo de punta fina.

– Para la bechamel de mejillones:
Medio Kg de mejillones
un vasito de vino blanco
1 cebolla
1 pimiento verde
una pizca de pimentón picante
3 cucharadas de salsa de tomate (si es casera… mejor)
3 cucharadas de harina
Leche
Aceite
Sal
Pimienta
2 huevos
Pan rallado

Abrimos los mejillones en una cazuela con el vasito de vino (20 cl). Reservamos mejillones, y si queréis el caldo también.

Picamos cebolla y pimiento y los pochamos en aceite de oliva muy despacito con un poco de sal, agregamos los mejillones cortados muy pequeñitos, el pimentón y rehogamos un poco… con cuidado porque el pimentón se quema con facilidad. Añadimos la salsa de tomate, un poco de aceite y tres cucharadas de harina. Tostamos un poco el harina, y vamos agregando leche en un hilo hasta obtener una bechamel espesa, pero tampoco demasiado (si habéis reservado el caldo de cocer los mejillones podéis utilizar un poco para hacer la bechamel… yo no lo he hecho). Debe quedar una masa más ligera que para croquets. Rectificamos de sal y pimienta y dejamos enfriar. Yo posteriormente he triturado esta masa con la batidora. Pero no es necesario.

Rellenamos las conchas de pan con la bechamel, y empanamos la parte de la bechamel con huevo y pan rallado. Freimos a fuego fuerte sólo por la parte empanada. Depositamos sobre papel de cocina para retirar el aceite sobrante. Una parte los he hecho en el horno, sin rebozar y gratinándolos con pan rallado. También quedan muy ricos. Y a disfrutar!!! Os recuerdo que esta masa congela sin problemas :)

Autora : Sandeea Cocina


16 Comentarios a “Tigres Topa D’Entro”

  1. 5 diciembre 2008, 9:45 am - Mandragora30

    Me matas con tus inventos!!!
    Y luego yo, que quiero probarlo tooodo porque poquitas cosas habrá de comer que no me guste, lo intento y sólo me salen churros gñgñgñgñgñññ
    Así que ya me puedes ir mandando un tupper jajaja
    Que cara más dura tengo, pero como dice mi abuela pesiosa: “niño que no llora, teta que no mama” no?
    Pues eso, que quiero, quiero y quieroooooooooooo jajaja
    Un besazo corazón mío…
    Feliz finde!!!

  2. 5 diciembre 2008, 10:08 am - María

    increible lo que podemos llegar hacer con imaginación, Felicidades!!!!!

  3. 5 diciembre 2008, 10:12 am - eu

    Que curiosa la receta y tiene que estar riquísima, con tu permiso me la copio.

  4. 5 diciembre 2008, 10:33 am - SandeeA

    Loli, te mandaría un tupper pero… nos los comimos todos! jajajaja es que están tan ricos!!! de verdad que las fotos no les hacen justicia….

    Gracias María :) (pero vamos, con la family q tienes no te pongas a hacerlos porque no acabas nunca jajajajaja)

    Eu, gracias, pruébalos porque están muy ricos, ya me contarás :)

  5. 5 diciembre 2008, 11:14 am - Marcela

    Realmente geniales estas falsas conchas de pan… Como el ingenio para los nombres también!
    Muchos saludos,
    Marcela

  6. 5 diciembre 2008, 1:08 pm - Bego

    Yo tambien estuve en una residencia con conserjes atontolinaos!!
    Que añoranza mas grande me ha entrado..
    Me gustan mucho los tigres, y la dentera de la cascara es superior a mi, asi podre comer y comer!!!

    Besoos

    Bego

  7. 5 diciembre 2008, 1:51 pm - Maria

    Me gusta tu idea pero cambiaré lo de hacer la masa de pan por pasta brisa comprada o de hojaldre y alguna otra variación. Ya te comentaré que tal.
    Besos artista..

  8. 5 diciembre 2008, 2:39 pm - SandeeA

    Marcela, gracias, he visitado tu blog y estoy impresionada por tus fotos!!! Cuando veo blogs como el tuyo me da un poco de vergüenza del mío :)

    Bego, gracias :)Yo creo q los porteros colaboraban con nosotros… que si no, no era normal jajajajaja

    María, pues ya me contarás q tal… yo creo que quedarán mejor con masa quebrada… (jajaja artista tú jajaja)

  9. 6 diciembre 2008, 10:21 am - María José

    Los tigres los conozco pero esta concha me parece muy original y novedosa.
    Apunto todo, todo. No sé si algún día terminaré con la lista de cosas que quiero hacer….
    Abrígame al bebé. Buen fin de semana,
    María José.

  10. 6 diciembre 2008, 2:42 pm - begojj

    bueno esto tiene que estar buenísimo,.. besitos bego

  11. 6 diciembre 2008, 6:09 pm - recetasdemama.es

    Eres genial… me ha encantado lo de “to pa denro”

    Ana

  12. 6 diciembre 2008, 6:34 pm - SandeeA

    María José, si preparas los tigres, creo que merece la pena probarlos de esta manera… Pues imagínate mi lista de recetas pendientes, yo que acabo de empezar a descubrir todos los blogs maravillosos que tenéis por ahí…El bebé no se deja abrigar… se quita los calcetines y los zapatos sin cesar jajajaja Buen finde para ti también :)

    Gracias Begojjj

    Ana, gracias… me pareció un nombre muy descriptivo jajajaja Me voy a ver que me parece que has puesto una de mis perdiciones: albódigas!!!!!

  13. 10 diciembre 2008, 1:20 pm - Merce

    hola SandeeA,

    felicidades por esta magnifica idea, y las que quedan por venir, jeje.
    Tengo una duda, cuando dices congelar, lo puedo congelar ya rebozados con el pan y todo, y dejarlos listos para freir, es para ir adenatando para estas navidades.
    un saludo.

  14. 10 diciembre 2008, 2:18 pm - SandeeA

    Hola Merce, gracias por tu visita :)

    yo los congelé por separado… pero no creo que haya ningún problema por dejarlo ya montado, congelarlo y freírlo como si fueran unas croquetas 😉

Trackbacks/Pingbacks

  1. […] creo que la tapa más creativa que tengo en el blog son los Tigres Topa D’Entro versión I y II. Échales un ojo y entenderás lo que significa comerse hasta la cáscara. Y perdón por las […]

  2. […] hace falta que os diga que me gusta bromear. Ya os conté las bromas que les gastábamos a los porteros en la residencia universitaria. Allí también hacíamos otra travesura con los servilleteros, esos […]

Habla ahora o calla para siempre

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *