Puff de Bertinet


Ingredientes (para 10 puffs o para 5 tal y como señala el mismo Bertinet porque es probable que los otros 5 se te rompan… el sugiere que los trozos los utilices como picatostes para la ensalada)

250 gr de harina de fuerza

5 gr de sal

5 gr de levadura fresca de panadería

175 ml de agua

Frotamos la levadura con la harina hasta reducirla a miguitas, agregamos la sal y el agua, y comenzamos a amasar en un bol amplio. Yo comienzo siempre con una pala de madera, si tenéis rasqueta de panadero mejor… . Cuando esté más o menos amalgamado, pasamos a la superficie de trabajo sin enharinar (ya que hacemos una receta de Bertinet vamos a seguir su sistema de amasado. Hoy os váis a ahorrar el gimnasio). Introducimos los dedos por debajo de la masa, la estiramos y cuando se despegue (parte se quedará pegada a la superficie de trabajo) la golpeamos con fuerza contra la superficie. Repetimos esta operación muchas veces, la masa cada vez se despegará más de las manos y de la superficie de trabajo. Lo mejor es hacerlo con movimientos rápidos para evitar que se pegue tanto a los dedos. Cuando ya tenemos una masa bastante trabajada, podemos enharinar la superficie de trabajo ligeramente. Hacemos una bola doblando la masa repetidas veces hacia el interior. Dejamos reposar media hora en el mismo bol donde hemos amasado, tapada con un paño.

Pasada esa media hora, cortamos la masa en 10 trozos iguales. Formamos bolitas con cada uno de esos trozos como hemos hecho anteriormente, enharinando ligeramente la superficie de trabajo, y doblando cada trozo de masa repetidas veces hacia el interior. Tapamos 5 minutos con un paño.

Sacamos nuevamente las bolitas a una superficie enharinada, y estiramos con el rodillo formando un círculo muy fino. Es importante retirar los restos de harina o de masa seca porque si no, los puffs no se hincharán en el horno.

Introducimos en el horno a 250 º durante 3 o 4 minutos. Bertinet dice que a 230º, pero desde luego en mi horno si no es a 250º no se hinchan. Están listos cuando están dorados, se han hinchado y
suenan hueco al golpearlos con mucho cuidado.

Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Para rellenarlos, hay que humedecer con cuidado la parte inferior del puff y romper un trozo con cuidado.

Autora : Sandeea Cocina


No hay ningún comentario... ¿te vas a ir sin decirme nada?

Habla ahora o calla para siempre

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *